Nuestro Instituto ofrece una opción educativa pastoral inclusiva y de calidad. Buscamos constituirnos como una comunidad abierta y equitativa considerando la diversidad de las personas como una riqueza humana que nos edifica a todos y a cada uno.

Desde una mirada cristiana animamos, promovemos y acompañamos el crecimiento en la Fe, Esperanza y Caridad de niños, niñas, jóvenes, educadores y sus familias.

Sostenemos el valor de la vida humana de punta a punta de la existencia, enseñando su cuidado y respeto desde su concepción y hasta su final natural.

El amor a Dios y el amor al prójimo, con los demás mandamientos de la Ley Divina, constituyen el ideal de vida de todo cristiano que pretendemos transmitir como un invitación a la cual adherir libre y concienzudamente. Desde el amor de Dios entendemos el amor a sí mismos, como el cuidado de la propia vida en todas sus dimensiones.
Educamos para el Amor, fuerza capaz de unir con estabilidad a las personas para formar una familia según el ideal del Evangelio de Cristo.

Orientados por los lineamientos pedagógicos del Evangelio, los educadores se comprometen a hacer todo lo posible para -con alegría y la libertad-, queden en la memoria, la inteligencia y el corazón: las verdades esenciales que deberán impregnar la vida entera, respetando la edad, la cultura y la capacidad de las personas. (Léase: Evangelii Nuntiandi, 44).

 

 

(Hacé un clic en el mensaje para conocer las propuestas de la Parroquia)

Queridos Lujaneros:

Les recuerdo que las celebraciones son y serán a través de medios digitales o por TV mientras dure la cuarentena dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional.
Lo mismo respecto al domingo de Ramos, no es conveniente distribuir ramitos de olivos en los atrios o puerta de las Iglesias. En las recomendaciones dadas para la celebración de esta Semana Santa especial, se recomienda que cada familia arme sus ramitos con lo que pueda y que a través de la celebración digital o por TV puedan ser bendecidos.
No podemos convocar por las redes a NINGUNA celebración presencial. A todos nos toca este tiempo QUEDARNOS EN CASA para que el virus circule lo menos posible, y las salidas sean por extrema necesidad.
Gracias por todo el esfuerzo que están realizando por cumplir el aislamiento preventivo obligatorio.
Los medios virtuales serán los que nos acercarán en este tiempo. Mantener el distanciamiento social es la medida más efectiva ante este nuevo virus al cual no debemos subestimar de ninguna forma.
En estos días escuché, aunque con buena intención, propuestas que van en contra de lo dispuesto para estos tiempos. Demos como cristianos el ejemplo haciendo caso a las autoridades civiles.
San Justino, mártir del siglo II, cuando le escribía al emperador Trajano le decía que los cristianos eran los mejores ciudadanos porque cumplían con todas las leyes ademas de ser los mas honestos.
Cumplir con la cuarentena es un forma de dar el buen ejemplo de cristianos.

Afectuosamente.

P. Juan Manuel

(Hacé un clic en el mensaje para conocer las propuestas de la Parroquia)